Conoce “Worcket”, el Tinder de la búsqueda de empleo

Durante más de diez años, Gonzalo Arguero trabajó en el área de Recursos Humanos en diferentes países donde vivió de cerca los retos y las áreas de oportunidad a las que se enfrentan los diversos procesos de selección de talento.

“Notamos que había una verdadera área de oportunidad en este tema y comenzamos a trabajar en lo que ahora es Worcket. Cuando yo veo la problemática que nosotros estamos atacando no es una problemática exclusiva o de pequeñas o grandes empresas, es de cualquier empresa, de cualquier industria, de cualquier país y también es una problemática de cualquier persona que está buscando cualquier tipo de trabajo”, señaló  Gonzalo Arguero, CEO  de Worcket.

Cómo funciona Worcket

Con la experiencia de uso “swipe, match and chat”​ y reemplazando el CV y la descripción de puesto escrita por video oportunidad y video CV de un minuto de duración, se rankea a los candidatos de acuerdo con las palabras claves, reconocimiento facial, análisis de nivel real de idioma y test precargados de conocimientos y personalidad.

Además cuenta con un Chatbot para responder las preguntas de los candidatos, que ayuda a agendar de manera automática las entrevistas según la disponibilidad del reclutador.

“A medida que más ocupas la aplicación, la misma plataforma más va aprendiendo de ti y va guardando toda esta información. Ocupamos machine learning, inteligencia artificial, deep learning, data science, big data, lenguage recognition, face recognition, sentiment analysis, estas son las tecnologías que estamos ocupando”, detalló Gonzalo Arguero. Este proceso reduce considerablemente el tiempo invertido en la búsqueda y selección de personal que de 2010 a 2016 se triplicó, pasando de 12.5 días a 43 días para contratar a un candidato.

Worcket ha trabajado con empresas como Swiss MedicaL, WeWork, Adecco, Infobae, Buenos Aires Ciudad, entre otras, logrando un promedio de búsqueda y contratación de 17 días con sólo un 2% de candidatos rechazados.

La aplicación ayuda tanto a los candidatos como a las empresas, del lado del candidato se sustituye un curriculum tradicional por un video que se hace a partir de las preguntas que haría un reclutador al momento de la entrevista.

A partir de esta información se crea un perfil y se le presenta al candidato las mejores oportunidades, situación que no pasa en un portal, porque aunque también se crea un perfil, las vacantes que le llegan al postulante son amplias.

Una vez que el candidato conoce la empresa y decide, en un solo clic si aplica a la vacante. Luego, si la empresa está interesada, inicia de forma instantánea una plática en un chat interno.